Act CREA Destacados

Rodrigo Avilés se hizo parte de la querella contra el diputado UDI Gustavo Hasbún

Ene 27, 2016 Fundación Crea

Esta mañana Rodrigo Avilés, el joven estudiante de la Universidad Católica, que resultó gravemente herido tras recibir el impacto del chorro de un carro lanzaguas de FFEE de Carabineros, en el marco de las manifestaciones del 21 de mayo pasado, en Valparaíso, se hizo parte de la querella por injurias y calumnias contra el diputado de la UDI, Gustavo Hasbún, presentada en julio del año pasado.

Cabe recordar que el parlamentario declaró que: “Michelle Bachelet es capaz de ir a saludar al padre de una persona -Rodrigo Avilés- que, en forma encapuchada, que había tenido incluso participación en saqueos en locales comerciales, en desórdenes y que fue víctima de un accidente, es capaz de ir a saludarlo”.

A pesar de que la querella dio como resultado el desafuero del diputado, según definió la Corte de Apelaciones de Santiago, la defensa de Hasbún acudió a la Corte Suprema, quien este viernes 29 de enero definirá la ratificación o no del fallo dictado por la Corte de Apelaciones de Santiago.

El joven llegó hasta el Octavo Juzgado de Garantía y la Corte Suprema, acompañado de distintos dirigentes sociales, para hacerse parte de la querella presentada por su padre y ratificar lo alegado en ésta. El abogado del joven, Eduardo Villagrán, explicó que en los alegatos de la defensa del parlamentario UDI, el principal argumento fue la “falta de legitimación activa que tenía Félix Avilés, como padre para querellarse por injurias y calumnias y además, para pedir el desafuero”.

Según la directora de Fundación Crea, quien acompañó al joven y su familia, Carla Amtmann, “es fundamental poner un freno al actuar de los parlamentarios que no tienen ningún respeto por la vida de quienes luchan para hacer de este país un lugar digno y sin abuso. Es indignante que los parlamentarios, muchos cuestionados por estar vinculados a problemas de corrupción, se crean inmunes a la hora de mentir sobre los jóvenes que incansablemente tienen que arriesgar su vida para recuperar los derechos sociales”.

En este caso la defensa de Hasbún estableció que el padre de Rodrigo Avilés “no estaba legalmente facultado para querellarse por Rodrigo, sin embargo eso se discutió y el pleno votó 15 en contra y 10 a favor. Luego en el fondo del asunto, que si efectivamente hubo injurias y calumnias ahí el pleno votó 22 a favor y 3 en contra”, agregó Eduardo Villagrán.

“Ahora en la apelación nuevamente se están aferrando a este argumento, entonces nosotros a pesar de que no compartimos el argumento, este resquicio formal de la defensa del diputado Hasbún. Rodrigo ahora está en condiciones de concurrir al juzgado de Garantía y a la Corte Suprema y presentar un escrito en el que él se hace parte y ratifica todo lo que ha hecho su padre”.

Según Villagrán “esto obliga a la defensa del señor diputado a cambiar su estrategia”.

Por su parte el padre del joven, Félix Avilés, indicó que es necesario comprender la solicitud de desafuero dentro de un contexto más amplio. “El hecho de que hoy la propia legislación distinga entre ellos, los representantes y nosotros los ciudadanos comunes y corrientes, nos habla de una concepción de estado y gobierno arcaico”.

“El fuero parlamentario distingue entre chilenos de primera y segunda categoría y en un contexto de desacreditación y desconfianza hacia el mundo político es necesario avanzar hacia una institucionalidad más democrática que por ejemplo no contemple el fuero parlamentario”.

Según la directora de Fundación Crea, quien acompañó al joven y su familia, Carla Amtmann, “es fundamental poner un freno al actuar de los parlamentarios que no tienen ningún respeto por la vida de quienes luchan para hacer de este país un lugar digno y sin abuso. Es indignante que los parlamentarios, muchos cuestionados por estar vinculados a problemas de corrupción, se crean inmunes a la hora de mentir sobre los jóvenes que incansablemente tienen que arriesgar su vida para recuperar los derechos sociales”.

Desde la vereda del mundo estudiantil, Daniel Andrade, Secretario General de la FECH y militante de la UNE, organización a la que pertenece Rodrigo Avilés, aseguró que “las palabras del diputado Hasbún no sólo atacan a un compañero y amigo, sino que a un estudiante, un ciudadano más que ha luchado por la convicción de una nueva educación, de un nuevo país, de un Chile mejor. Lo que buscamos hoy día es que el diputado Hasbún se enfrente a la ley igual que cualquier otro chileno o chilena, y esperamos que luego vengan todos aquellos que están involucrados en casos como los de financiamiento irregular. Se debe terminar el privilegio del fuero parlamentario”.

Por su parte, Luciano Santander, Secretario General de la FEUC, también miembro de la UNE, aseveró que “no podemos dejar de lado el foco de este problema, que es la agresión por parte del Estado, a un estudiante, en el marco de una movilización legítima. Es por esto que seguimos y seguiremos exigiendo justicia, y que paguen los responsables institucionales como los mandos de Carabineros, y los responsables políticos como Aleuy y Burgos”.

“Junto con exigir justicia, también exigimos una transformación urgente a las fuerzas del orden y FFEE, pues la política de estos fracasó, al no ser competentes en resguardar la propiedad privada y mucho menos la seguridad de quienes se manifiestan, haciendo todo lo contrario, como es el caso de Manuel Gutiérrez, Nelson Quichillao, Rodrigo Avilés y muchos otros. Esta transformación estructural debe apuntar a modificar la formación de las fuerzas del orden, sus protocolos de procedimiento, y por supuesto, terminar de una buena vez con la justicia militar cuando estén involucrados civiles”.