Destacados Minutas

CONTINGENCIA Y ANÁLISIS DE FUERZAS POLÍTICAS – LUNES 16 DE OCTUBRE

Oct 16, 2017 Fundación Crea

La Legua en el centro de la opinión pública: problema para el gobierno, oportunidad para la política

Por Andrés Cabrera

Uno de los síntomas característicos del momento sociopolítico del Chile actual es el de la descomposición.

En la minuta del martes 10 de octubre, se destacaron las implicancias políticas detrás de las vacaciones del subsecretario Aleuy,[1] las cuales, daban cuenta de un fraccionamiento del ejecutivo que ya se había expresado anteriormente en la salida del equipo económico encabezado por Valdés.

El fraccionamiento interno de la conducción ejecutiva a partir de un terreno sociopolítico que abre aristas extremadamente inciertas en su resolución. En el caso Dominga, el rechazo de un comité de ministros por el mencionado proyecto minero-portuario desencadena la salida del equipo económico. Las vacaciones forzadas de Aleuy, deriva de la protesta de los comuneros mapuche en huelga de hambre y la agitación política que esto provocó.

En efecto, este último caso abre una nueva arista, ya que el tema del narcotráfico y la vulnerabilidad en la que viven vastas poblaciones de nuestro país, salta a la palestra de los medios a partir de conflictos armados desatados en la población La Legua, comuna de San Joaquín, desde el sábado 7 de octubre.[2]

Esto acarrea un problema para el gobierno, fundamentalmente porque en la actualidad mantiene acéfala la conducción del ministerio encargado de la seguridad pública, cuestión que puede abrir un nuevo flanco de críticas, sobre todo, cuando se ha manejado por la prensa que durante la semana los partidos que componen la coalición gobernante habían exigido al ejecutivo apresurar el retorno del subsecretario del Interior.

Según destaca La Tercera, hasta ahora, las medidas anunciadas por el gobierno fueron tres: un trabajo en materia de infraestructura urbana; mejorar el control de armas y municiones en el barrio, junto con el arresto de personas con órdenes pendientes, además de reforzar el trabajo en los programas de ayuda a menores vulnerables.[3]

El levantamiento mediático respecto a la situación de poblaciones en estado de marginalidad, representa no sólo un problema para el gobierno, sino que también, una oportunidad para la política en general, y para el resto de las candidaturas presidenciales en particular, las cuales, puede aprovechar la situación ampliando el marco de discusión; llevándolo  mucho más allá de la exclusiva “solución punitiva”; posición exaltada en diversas intervenciones por el candidato de extrema derecha, José Antonio Kast.

La problematización del punto fue idóneamente retratada por Oscar Contardo a través de su columna en La Tercera, la cual, es necesario citar en extenso:

“Queremos creer que el narco es sólo eso que ocurre en los márgenes, una manada de hombres armados con cadenas de oro al cuello y pulseras brillantes que un día cualquiera sacan revólveres y fusiles y deciden disparar para demostrar que son los dueños de la calle, como sucedió hace una semana en La Legua. Pensamos que todo se resolvería si un gobierno decidiera un día responderle con un fuego mayor y sacarlos de escena o encerrarlos en alguna de las cárceles atestadas ya de presos que malviven hacinados en un caldero de brutalidad. Que se pudran ahí junto a sus iguales. Como si entonces, ya libre de ellos, el mundo que dejan atrás continuará su trayectoria ajeno a toda contaminación. Todo consiste en disparar y encerrar gente. Una fórmula simple, sencilla y atractiva, como una promesa electoral que se dice con el énfasis de las emociones desatadas, de esas que le fascinan a un público ansioso de escuchar algo que le confirme su necesidad de soluciones automáticas. Pero no. El narco persiste en parte porque pensamos que para acabar con él o al menos mantenerlo bajo control basta con responderle con pelotones uniformados y ráfagas de contraataque.

Pero el narco sobrevive porque se alimenta de pobres. Se nutre de poblaciones rodeadas de eriazos, de familias amontonadas en casas minúsculas, de niños que aprenden que la prosperidad se logra vendiendo papelillos o empleándose como ‘soldado’ del vecino con auto colorinche que le da trabajo a la mitad del barrio. ¿Qué sería de ellos sin esa salida de emergencia? ¿Dónde irían a parar? ¿Al Sename? ¿Cuál es la alternativa?

El narco se alimenta de las abuelas de los niños cuyos padres fueron a dar a la cárcel y se quedaron al cuidado de una anciana que no encuentra otra manera de sobrevivir que ponerse a las órdenes del proveedor más cercano; el narco crece en el desamparo de las escuelas abandonadas a su suerte; se fortalece en zonas donde el Estado sólo aparece en la forma de un uniformado que maltrata y humilla a los vecinos. El narco come del hambre y de la rabia ajena”.[4]

¿Podrán las candidaturas insertas en el amplio abanico de la centroizquierda, proponer soluciones estructurales distintas a las fomentadas por el “populismo penal” de derechas?

[1] Según El Mercurio, Aleuy debe regresar a La Moneda el 2 de noviembre. En vista a información entregada por Transparencia, Aleuy no utilizó sus días de vacaciones el año 2014, por lo que se acumularon casi dos semanas hasta  2017. Estos 14 días comenzaron a hacerse efectivos el 4 de octubre y se extenderán hasta el 25 de este mes. pero además la autoridad pidió tres días administrativos que se tomó desde el 26 hasta el 31 de octubre, por lo que su vuelta oficial seria el 2 de noviembre, tras el feriado del 1 de ese mes.

[2] Véase el reportaje realizado por Alejandra Carmona en El Mostrador: “El Estado ausente en las noches más largas de La Legua”. Disponible en: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2017/10/16/las-noches-mas-largas-de-la-legua/

[3] Disponible en: http://www.latercera.com/noticia/respiro-la-legua-tras-las-medidas-del-gobierno/

[4] Disponible en: http://www.latercera.com/noticia/columna-de-oscar-contardo-la-politica-de-los-balazos/

Descarga documento pdf: Contingencia y Analisis Fuerzas Políticas_16_10