Act CREA Act-Const Const Ampliado Destacados

Carla Amtmann: “Esto no es una batalla institucional, es una batalla popular para cambiar la institucionalidad en Chile”

Dic 10, 2015 Fundación Crea

Entrevistamos a Carla Amtmann Fecci (Fundación Crea)¹, en el marco del debate sobre la “Asamblea Constituyente” organizado por la Unión Nacional Estudiantil (UNE), y conversamos sobre el llamado “proceso constituyente” en curso, el clima político actual, la actitud del movimiento popular al respecto y la necesidad de un nuevo Chile.

carla_amtman

En el marco del proceso constituyente en curso propuesto por el gobierno, ¿cuál es la lectura que haces al respecto?

En primer lugar, si la Asamblea Constituyente es un debate nacional no se debe a la élite de turno ni al gobierno actual, sino se debe al movimiento popular chileno que logró instalar esta demanda tras llevar muchísimos años sosteniéndola como una demanda histórica.

Lo segundo es que tenemos que entender el momento actual dentro del marco de una crisis, crisis de legitimidad, crisis de la élite política. Y en ese contexto, el gobierno está obligado a resolver la situación, y dentro de esas formas de resolver, una nueva Constitución pareciera ser que es inevitable.

Ahora bien, el proceso que propone el gobierno es un proceso con mucha indefinición, pero además con muchas trabas que posibilitan a la élite y los poderes fácticos para que puedan limitar toda posibilidad de que se irrumpa con una fuerza democrática real en Chile. ¿Cuáles son esas trabas?, los cabildos no vinculantes, entregar las potestades a este Parlamento para que defina cómo el siguiente  va a delimitar la Constitución, el proceso de resolución a través de mecanismos totalmente antidemocráticos como estas instancias bicamerales, etc.

O sea, hoy en día estamos en un escenario de disputa, un poco más favorable que hace cinco años atrás, sin lugar a dudas, ya que hoy el debate está puesto sobre la mesa. Pero todavía con la cancha desnivelada.

Entendiendo los nudos críticos que identificas en el proceso propuesto por el gobierno, ¿Cuál crees tú que debiera ser la actitud del movimiento popular o de los movimientos sociales en torno a esa propuesta?

Primero, decir que si nosotros queremos una Asamblea Constituyente, lo central para lograrlo es tener fuerza popular organizada. Por eso tenemos que ocupar todas las instancias que el gobierno ha señalado para “rebasar” la institucionalidad. Por lo tanto si hay cabildos, tenemos que ir a los cabildos, rebasar desde ahí esa institucionalidad, poder identificar a los sectores democráticos, aunar esas voluntades y organizarlas. Además, tener una fuerza popular activa y vigilante para que este Parlamento no pueda ni siquiera atreverse a vetar la posibilidad de que el otro Parlamento defina el mecanismo para cambiar la Constitución. Finalmente, organizarse para que el próximo Parlamento quede con una correlación de fuerzas favorable a los sectores democráticos, y eso implica que tratemos de que las próximas elecciones tengan como eje central del debate declarar “si estás o no” a favor de una Asamblea Constituyente.

Esos tres mecanismos son claves en esta etapa, pero por sobre todo con fuerza popular organizada, o sea, sin movilización, esto no va a ser posible.

¿Cómo lees tú las propuestas que se han levantado desde el mundo social llamando a restarse del proceso constituyente por considerarla una distracción para el movimiento popular o una legitimación de la institucionalidad vigente?

Sin lugar a dudas, dentro de la izquierda esto es un debate. Hay quienes no creen que es importante la disputa de los marcos institucionales en Chile y otros que creen que en el contexto actual no sería conveniente, aun cuando puedan estar a favor de una Asamblea Constituyente, ya que no estarían las correlaciones de fuerza a favor. Yo no me siento identificada con ninguna de esas dos posturas, fundamentalmente porque creo que nosotros estamos en una permanente batalla con la élite, y entre mejores escenarios sean para enfrentar esa disputa y esa batalla, mejor para nosotros. Hoy en día tenemos un escenario más favorable que en contexto de dictadura, pero podemos aspirar a escenarios mejores. Y un escenario favorable es un proceso constituyente. Es imposible pensar de que a través de un proceso de discusión democrática con vigilancia popular y organizaciones de base podamos tener como resultado una Constitución más nefasta que la que se escribió a punta de bayonetas, por cinco hombres y a puertas cerradas. Entonces, nosotros tenemos que ir avanzando. Ahora, ¿es la Asamblea Constituyente la puerta para cambiar radical y estructuralmente Chile?, claramente que no, no te va a solucionar todo. Va a ser un espacio de disputa, van a haber probablemente “ganadas” de la élite, pero vamos a tener un escenario mejor. A nosotros nos interesa cambiar las condiciones de nuestro país y la Constitución nos va a permitir enmarcar de manera más favorable nuestra lucha por cambiar esas condiciones. Entonces yo creo que hoy no podemos restarnos de ese debate y de esa batalla. Pero sin olvidar que esto no es una batalla institucional, es una batalla popular para cambiar la institucionalidad en Chile.

Queremos que nos cuentes un poco respecto a las labores que se encuentran desarrollando en la Fundación Crea, sobre sus principales acciones y áreas de trabajo.

En la Fundación Crea tenemos tres áreas de trabajo. Un área de Investigación, cuyo principal objetivo es la generación de conocimientos a favor de los sectores populares para debatir y proyectar el tipo de sociedad que queremos. Allí se están realizando algunas investigaciones al respecto, algunas focalizadas en Educación y Trabajo, otras más generales sobre la realidad chilena. Otra área de análisis de contingencia, allí sacamos una revista mensual que se llama “Tendencia Nacional”, hacemos columnas de opinión y debate público, etc. Y tenemos una tercera área que es  de formación política, donde realizamos distintos espacios de formación con grupos con los cuales tenemos alianza. Por ejemplo, estamos a cargo de la formación política de la “Unión Nacional Estudiantil”, hacemos escuelas sindicales, etc. Actualmente tenemos un convenio con la “Fundación Emerge”, donde participa Cristián Cuevas, y en ese marco estamos realizando los denominados “Seminarios por un Nuevo Chile”, y vamos a hacer “Escuelas por un Nuevo Chile” a lo largo del país, donde esperamos contribuir a estos procesos de organización popular que necesitamos.

¿Hay algo que quisieras agregar o alguna idea que te gustaría reforzar antes de terminar la entrevista?

Sí, yo me he dado cuenta, participando en debates y foros dentro de la izquierda, que hay una división entre quienes tienen una actitud negativa y quienes tienes tienen una actitud positiva frente al panorama, yo me incorporo entre los positivos. El escenario actual obviamente es desfavorable, somos la clase oprimida, hemos sido derrotados múltiples veces, pero Chile cambió. Las movilizaciones no han sido en vano y los pueblos sorprenden. A veces se concentran años de avances en unos pocos meses y lo que tenemos que hacer es organizarnos. Tenemos que confiar en nuestro pueblo y esperar organizados. Hay condiciones inaceptables para las grandes mayorías y más temprano que tarde van a traducirse en estallidos sociales frente a los cuales debemos estar preparados.

Entrevista realizada por Fuga de Tinta.